Al que no sabe para donde va, en cualquier faceta de la vida, tendrá resultados impredecibles. En el caso del mochilero o aventurero hasta puede funcionar. Las sorpresas y parajes inesperados constituirán unas memorias excelentes a su regreso del viaje. Si es que decide regresar. Por otro lado, en el estudio, en el trabajo, en la vida hay que apuntar a algo. Tener una meta, o metas. Objetivos. Debemos saber nuestro lugar de destino, y luego si, comprar el tiquete.

Al que no sabe para donde va cualquier bus le sirve
Al mochilero o aventurero hasta le puede funcionar.

Claridad de Objetivos y Enfoque

«Que todos tus esfuerzos se dirijan a algo, que mantenga ese fin en la mira. No es la actividad la que atemoriza a la gente, sino las falsas percepciones de las cosas las que los vuelven locos.» —Seneca,   

¿Sabes para donde vas? Si tus esfuerzos no están enfocados a un fin o a un propósito determinado, ¿cómo vas a saber lo que debes hacer con tu día a día? ¿Qué harás primero, qué harás luego? ¿Cuales actividades entrarán en tu agenda? ¿Qué excluirás? ¿Cómo vas a saber que es tiempo de parar? ¿o que llegaste a tu destino? ¿O si necesitas redireccionar tu rumbo?  ¿cómo vas a saberlo si no te tomaste el trabajo de ser especifico en tus propósitos, de fijar tu destino?

Déjame decirte que es imposible. Llegarás al destino que el chofer del bus se haya fijado.

En su libro Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas, Stephen Covey nos habla de comenzar con un fin en mente. Es según el Dr. Covey, el segundo hábito que debemos adoptar para ser efectivos. Las cosas se crean dos veces. Primero en tu mente y luego con tus acciones las haces realidad. Iniciar con un claro entendimiento de adonde quieres llegar, con un panorama despejado y preciso, de manera que en cada momento sepas donde te encuentras y cual debe ser el siguiente paso que te conduzca a ese norte que te fijaste.

Las Percepciones Falsas

Ahora bien, el hecho de tener un fin en mente no te garantiza que lo conseguirás. No sería sensato hacer esa suposición, pero el no tenerlo si te garantiza que no lo tendrás. Para los estoicos, las percepciones falsas ( oiásis ) son “las responsables no sólo de las perturbaciones en el alma, sino de vidas y operaciones caóticas y disfuncionales”.

Si Sabe Para Donde Va, Planifique todo el camino hasta el fin

Claridad de Objetivos y Enfoque

El objetivo, en cualquiera de los casos, es alcanzar un final acertado.

Pero para lograrlo, hay que ser cuidadoso y planificar todo, y así poder llegar a ese fin deseado.Hay que contemplar todas las posibilidades. Ver todo el camino y tener en cuenta que se pueden presentar obstáculos. Las variaciones e imprevistos qué el día a día pueda traernos y sus posibles consecuencias te llaman a ser previsivo.

Sin embargo, si tú planeas teniendo el fin en mente seguramente estas circunstancias no te abrumarán. Sabrás que debes hacer de antemano. Cuando hacer un alto y cuando hacer un giro.  De alguna manera hay que guiar el porvenir suavemente y hacer o determinar qué ese futuro qué planificamos se logre. Palabras más, palabras menos, debemos planificar todo el camino hasta el fin.   

Si Sabe Para Donde Va, Observa el Panorama Completo

En conclusión, Hay dos tipos de caminante, el que no despega la mira del suelo y el que levanta la mirada y observa el horizonte. El primero solo ve lo inmediato, lo que tiene cerca. No alcanza a ver las amenazas que le esperan, y tal vez golpee su frente con la rama baja del primer árbol en el camino. El segundo, alza su mirada, observa todo el panorama, avanza, mira por donde van sus pies, vuelve a levantar la mirada y tiene una clara perspectiva y visión del camino a transitar. ¿Cuál de los dos eres tú?

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión, si conoces a alguien que haya vivido esta experiencia o si tu la viviste. Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Otra cosa que te quería comentar es que a solicitud de muchos amigos armé una lista de libros recomendados. La puedes encontrar en la pestaña del blog marcada como Libros Recomendados en Español o click aquí

(Visited 482 times, 1 visits today)

9 comentarios

  1. Fredy Vásquez

    Hola Jaime! Excelente. Le agregaría algo: todos nuestros planes, nuestros propósito, ponerlos primeramente a la consideración del Creador. El se encargará de allanar nuestros caminos (Proverbios 3:5-6)

    • Dw acuerdo Fredy. Valioso tu aporte. Esa es la formula perfecta. También me faltó incluir lo que piensa Dios de aquellos que no presupuestan, que no planean, pienso dedicar un espacio completo a presentar estas verdades fundamentales.

  2. Víctor

    Uff Jaime, excelente artículo,solo quiero comentar que uno en la vida debe tener claro, cuáles son los objetivos para ocupar efectivamente,este hermoso lugar llamado planeta tierra, cuál es el sentido de nuestra existencia y sobre todo qué queremos como personas en todos los escenarios dónde interactuamos, como hijos, hermano, padre,esposo,tío,nieto,sobrino,vecino,amigo, profesional,compañero de trabajo, en fin,en todos los perfiles que nosotros somos protagonistas solo porque Dios es bondadoso y misericordioso y lo permite.
    Uff si señor, la sacó del estadio.

  3. Damaris Prioló Garcés

    Jaime al leer tus artículos, de inmediato los asocio con mi labor. Actualmente vemos a muchos jóvenes débiles; ante cualquier dificultad, buscan la salida más fácil. Jóvenes sin un norte definido, sin un PROYECTO DE VIDA.
    Desde nuestra labor (padres, maestros, directivos) debemos guiarlos hacía el descubrimiento y construcción de su SER.
    Pienso en mis chicos: ¿Cómo darles las herramientas para que sean del grupo que mira al horizonte divisando todo el panorama y aprovechando la gama de oportunidades en la toma asertiva de decisiones?.
    Formar chicos que caminen con firmeza hacía el objetivo de su proyecto de vida, poco a poco estableciendo metas a corto, mediano y largo plazo; guiando su porvenir suavemente, como dices Jaime.
    En cuanto a nosotros, seguimos en constante crecimiento y aprendizaje, con objetivos claros que son MOTIVOS. Una vida con motivos es más plena y alegre.
    !Disfruta la vida!- Totalmente de acuerdo.

    • Así es Damaris. Hay un «facilismo» por llamarlo de alguna manera. y es general. Lo vemos en nuestros adolescentes, pero también en algunos padres, que aun no han despertado.
      El trabajo con los chicos es hacerlos tomar consciencia, que abran los ojos, que sean conscientes de su responsabilidad en la creación de su mañana. El mañana lo construimos hoy. ¿Que sembramos? Pues de eso recogeremos. Ese «mindset», esa filosofía hay que presentársela a ellos, luego hacer todo lo posible porque la digieran y adopten. y orarle bastante a Dios
      Gracias por tu comentario. Es nuestra realidad.
      ¡Disfrutemos pues!

  4. :)

    En el colegio cuando tocábamos el tema de qué íbamos a estudiar, yo tenía un amigo que siempre se ponía nervioso; nunca supo qué estudiar. Terminó ingeniera industrial, porque tenía que estudiar algo. Pero no sabía que hacer después de eso. Se refugió en su iglesia (él es mormón) y ahora está en Paraguay como misionero. Nos mandamos correos y un día le pregunté qué sí eso era lo que él siempre se había planteado para su futuro. Vuelve y me dice que no tiene claridad sobre su futuro. Y a él este tema le da muy duro. Él es una persona increíble con unas capacidades tremendas; y ha llegado muy lejos sin un propósito, pero no sé hasta cuándo le dure la dicha. Porque no es tanto que uno no llegue, sino el vacío que se siente cuando llegues y no sabes por qué o para qué.

    • Gracias por tu aporte. Estoy seguro que a más de uno lo pondrá a reflexionar. Tienes toda la razón en tu apreciación. Me gustó mucho el poder de tu frase de cierre «no es tanto que uno no llegue, sino el vacío que se siente cuando llegues y no sabes por qué o para qué.» La usaré, por supuesto con tu permiso.

  5. Robero Franco

    Hola Jaime,
    Buenísimo , como siempre. Muy importante saber hacia donde vamos. El universo se confabula contigo y todo encaja, tal y cual lo habíamos planeado.
    Algunos lo hacemos desde muy temprana edad, otros lo hacemos en la segunda juventud, por no decir madurez, pues nunca pienso madurar, jaja!!
    Yo.

    • Así es Roberto. Las cosas se alinean, se aparejan , decían los mayores. Hombre! y tienes mucha razón. Sencillamente ¡somos jóvenes de diferentes edades!

Los comentarios están cerrados