He estado pensando desde hace varios días en que conversemos acerca de cómo es esto de vivir una vida auténtica. y bueno, ese día es hoy. Creo que estarás de acuerdo conmigo en que todos queremos experimentar ese gozo. ¿Pero, por qué no todos lo vivimos? Esto es lo que creo.

Tarde o temprano aparecen unas preguntas en tu mente que simplemente no puedes responder. Las descartas muchas veces, pero siguen regresando. Son como una piedra en el zapato. Primero, es sólo una irritación, pero sin respuesta se convierte en una ampolla, y si eso se deja sin respuesta, muy pronto tienes una infección.

Esas preguntas a la que todos nos enfrentamos en algún momento son: ¿De esto se trata la vida? ¿Seguro que no hay más que esto? ¿Dónde me habré equivocado? ¿Qué puedo hacer? No quiero que mi vida sea así.

Todos las hemos sentido. Frustración, ansiedad, falta de realización, duda e indecisión. Todas esas palabras y lo que significan parecen aparecer con repetida regularidad en nuestras vidas, ¿o no? Y seguirán apareciendo hasta que hagas o cambies algo.

¿Por qué vivir una vida auténtica?

Cuando te detienes y lo piensas a fondo te das cuenta de que lo que la mayoría de la gente quiere es vivir una vida pacífica y feliz y ganar más dinero del que necesitan para gastar cada mes. Es todo. Entonces podrían pasar tiempo con las personas que les importan y hacer las cosas que hacen que su corazón palpite.

Entonces, ¿Por qué debemos vivir una vida auténtica? Permíteme citar a Marco Aurelio, de quien hemos hablado antes. «Ya que es posible que puedas partir de esta vida en este mismo momento, regula cada acto y pensamiento como corresponde» ¿Dime tú si es lo suficientemente válida esta razón?

En otras palabras, quieren vivir una vida auténtica. La autenticidad es el resultado inevitable que obtienes cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía. De hecho, es el único resultado posible.

¿Qué tan diferente sería tu vida si te despertaras cada mañana con una sonrisa en la cara, saltaras fuera de la cama y te pusieras manos a la obra en algo que disfrutas? Como cuando eras niño y volabas cometa, o llegaba el circo o el “Holiday On Ice” a tu ciudad, ¿recuerdas?

Vivir una vida auténtica comienza cuando empiezas a sentirte feliz todos los días.  ¿y sabes qué? eso comienza cuando sueltas, dejas ir o te liberas de todo lo que ya no te sirve. Dicho de otra manera, sueltas lo que no te aporta, incluyendo personas.

Esas cosas que ya no te sirven pueden incluir:

  • Gente que conoces desde hace mucho tiempo, cuyos ideales y valores se han distanciado de los tuyos, y en ocasiones hasta el punto de tornarse diametralmente opuestos
  • Lugares que visitas, mas por costumbre que por convicción.
  • Actividades en las que puedes haber estado involucrado durante años y ya no disfrutas
  • Viejos hábitos, pensamientos y expectativas a los cuales sigues aferrados aun sabiendo que te van llevando por el río, por los rápidos, directo a las piedras enormes o a la catarata

¿Qué necesitas dejar ir para vivir una vida auténtica?

Considera estas ideas:

  1. Gente. Si hay gente que conoces que ya no te hace feliz, es hora de dejarlos ir. ¿Y si son amigos? ¿Y si son familia?  Dice Dios en el libro de proverbios. que fue escrito para dar instrucción a los hombres de como vivir y relacionarse en sociedad, que «El que cons sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado» (Pr 13.20) Si realmente quieres vivir una vida auténtica, es importante enfrentar la realidad y conocer de dónde viene tu infelicidad.
  2. Lugares.  ¿Qué me dices de los lugares que visitas? Hay lugares a los que vas supuestamente para entretenerte, para educarte o para compartir socialmente pero que realmente ya no disfrutas. Identifica esos lugares. Si no eres feliz cuando entras y no eres feliz cuando sales, ¡deja de ir allí!
  3. Pensamientos.  ¿Cuáles son los pensamientos que ocupan tu mente? ¿De que tipo son esos pensamientos? ¿Tu mente está impregnada de desesperanza y tristeza? ¿Tus pensamientos crean en ti ansiedad, decepción o incluso ira? Te pregunto ¿Por qué pensar en algo como eso? ¿Cómo puede eso ayudarte o servirte? Tu mente es un jardín. Tus pensamientos pueden ser hermosas flores o maleza. Lo que siembres en el jardín de tu mente, eso crecerá, y lo poblará.

Todas las personas, lugares y experiencias que sabes que no te aportan y permites que permanezcan en tu vida te están arrastrando hacia abajo. No existe posibilidad alguna, por muchas ganas de éxito o pensamientos positivos que tengas que vaya a cambiar algo para ti hasta que no le veas la cara al problema real.

Cada persona, lugar o actividad que no te hace feliz, que no te permite experimentar la alegría de vivir una vida auténtica, es como una roca que pones en tu mochila cuando vas de paseo. No tienes que ir muy lejos para darte cuenta de que el peso extra comienza a ralentizarte. Estoy seguro que no tardarías mucho en detenerte y sacarla de la mochila. Sin embargo, sigues conservando y entreteniendo todos los pensamientos sobre las cosas, lugares y personas que ya no te aportan ni sirven.

La vida se vuelve pesada, cada día se convierte en una tarea gravosa y hasta fastidiosa. La mochila se vuelve demasiado pesada para levantar. Todo parece una lucha. ¿Y te sigues preguntando por qué la vida es tan dura? ¡Es hora de que descargaques esa mochila!

¿Qué sucede cuando empiezas a vivir una vida auténtica?

Esto es lo que sucede cuando lo haces:

Empiezas a pensar en personas, lugares y cosas que te hacían muy feliz cuando eras niño.

Tienes la necesidad de volver a visitar lugares que no has visto o visitado durante mucho, mucho tiempo. De buscar y encontrar personas que te hicieron sentir bien hace muchos años. También de volver a involucrarte con actividades que disfrutaste a fondo cuando eras un niño que guardaba tantos recuerdos para ti.

A mi me sucede con frecuencia, al sentir ciertos olores en el aire, o los trinos, cantos y gorjeos de algunas, que por un instante vuelvo a vivir los sueños de niño y me doy cuenta de que eso que soñé, es lo que vivo hoy. Igual me pasa cuando camino bajo la frondosidad de los arboles junto al río, o cuando el aire fresco de la mañana o de la tarde me hace sentir su presencia.

vivir una vida autentica

Te encuentras sonriendo durante el día sin ninguna razón.  

La vida de repente se siente más ligera. Te sientes totalmente capaz de dejar ir y alejarte de los pensamientos que ni quieres ni necesitas.

Aflorar una sonrisa ante cosas simples y sencillas tiene efectos mágicos. Encontrar motivos de alegría en lo que te rodea impregna tu vida de eso mismo. Alegría. Es sencilla y llanamente lógico.

Haces más feliz a las personas que te rodean. A fin de cuentas, ¿Quién quiere estar al lado de Gruñon?

Por primera vez en mucho tiempo comienzas a experimentar GOZO sólo a través de tus pensamientos y sentimientos.  

Notas que, sin ningún esfuerzo consciente de tu parte, no tienes apego a las personas, lugares o cosas que ya no te sirven. Dejarlos ir se vuelve sin esfuerzo.

Y es que Gozo no es lo mismo que alegría. Para la RAE la alegría es un sentimiento de placer originado por una grata y viva satisfacción del alma y que se manifiesta con signos exteriores, de alborozo, jubilo, regocijo y entusiasmo.

La alegría, entonces, es una emoción buena pero momentánea.  La alegría puede depender de las circunstancias o de otras personas, pero el gozo es permanente.

Dice la RAE que el Gozo es un sentimiento de complacencia en la posesión, recuerdo o esperanza de bienes o cosas apetecibles, que es alegría del ánimo. Bien se dice que el gozo es un regalo de Dios.

Vivir una vida auténtica se vuelve fácil.

A medida que tu conciencia para todas las cosas auténticas dentro de ti se hace más evidente, tu capacidad de rechazar cosas que no están alineadas con tu auténtico yo, aumenta proporcionalmente.

El ejercicio de vivir una vida autentica hace que cada vez más haya congruencia entre lo que piensas, lo que dices y lo que haces. Tu y tu vida están en armonía

Haces nuevos amigos.  

Nuevas personas comienzan a entrar en su vida que están en alineación con su nueva forma de pensar.

El mismo gozo y la armonía interior en que vives te convierten, te hacen una persona deseable, con la que se puede y quiere compartir.

Tienes nuevas experiencias  

Oportunidades para experimentar nuevas actividades que antes ni siquiera habías pensado hacer y ahora te encuentras emocionado de probarlas.

Al dejar atrás el lastre, haces espacio para nuevas cosas. Una mente abierta es clave para vivir una vida autentica y plena.

vivir una vida autentica
Aprende y descubras cosas nuevas

Una mente abierta hace que aprendas y descubras.  

Tu interés en aprender cosas nuevas despierta y te encuentras fascinado por la idea de aprender nuevas habilidades.

Las personas que conoces mientras aprendes estas nuevas habilidades resuenan directamente con tu corazón y te sientes como en casa.

Una vez que empiezas a vivir auténticamente, tu frustración, ansiedad y dudas se reemplazan por optimismo, entusiasmo y realización en todo lo que haces. El sol parece brillar más. Otros dicen que te ves diferente, más radiante y más vivo. Eres diferente.

Todo comienza cuando tomas la decisión de dejar ir a todos y todo lo que ya no te sirve. El cambio puede ser dramático. Los sentimientos son permanentes. Te invito a que lo pruebes por ti mismo. ¡Estoy seguro que te alegrarás de haberlo hecho!

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión, si conoces a alguien que haya vivido esta experiencia o si tu la viviste. Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Otra cosa que te quería comentar es que a solicitud de muchos amigos armé una lista de libros recomendados. La puedes encontrar en la pestaña del blog marcada como Libros Recomendados en Español o click aquí

(Visited 436 times, 1 visits today)

10 comentarios

  1. Alexander Romero

    Totalmente de acuerdo con todo lo que esté articulo menciona, también es importante recordar que todo esa vida autentica y placentera se consigue caminando de la mano de JESÚS, en la biblia podemos encontrar en el libro de Mateo, y en proverbios como tener una vida placentera obedeciendo la ley de Dios y así poder experimentar ese gozo que solo Dios nos puede brindar.

    • Ni mas ni menos Alex. El gozo solo lo da el vivir como Dios pide (Manda) en su palabra. Que fácil (dificil para algunos) resulta entonces vivir una vida autentica. Gracias por compartir co nosotros.

      • Luz Ángela Sariego

        El texto me hizo reflexionar mucho, sobre el remordimiento que he sentido por dejar ir personas que irrumpen mi felicidad, ahora comprendo que es por mi bien.

          • Damaris Prioló Garcés

            Esto de soltar y dejar ir, de cierta forma, liberarse es DURO, los apegos sentimentales, los deberes que moralmente tienes nos impiden alejarnos; pero es necesario por nuestro bien emocional.
            Sentir una vida plena, también es ver los sueños cumplidos, sentirse realizado en todos los aspectos, estar en contacto con Dios .

  2. Roberto Franco

    Como siempre Jaime, Excelente.
    Hace dias le preguntaba a Mary: Mary, porque hay tanta gente preguntándose, cual es la razón de mi vida? Porque estoy aquí? Y yo nunca me había hecho esas preguntas.
    Llegó la cirugía de emergencia y me dije: será que ahora tengo que hacerme esa pregunta? Confieso que me hizo pensar. Pero no, me di cuenta que había estado viviendo una vida plena.
    La mejor de las herencias que me dejo papá, además de la música, no dejar que nadie tome control de tu vida. Y después, yo le añadí mi toque personal: viajar, bailar, quitarme de encima personas que no aportaban (algunos familiares), manejar mi tiempo libre (leo cuando quiero leer, escucho música cuando quiero hacerlo, me tomo mis tragos cuando yo quiero, hago mis ejercicios sin preguntarle a nadie).
    He vivido una vida plena, siempre, y te digo siempre, en mi pensamiento solo existen los momentos buenos. Como lo hago? No se, de verdad, no te rias. No lo se. Será que siempre veo la vida color rosa?

    • ¿Y es que acaso la vida no es color rosa? Un abrazo Robe.La vida es un ejercicio. O lo disfrutamos o nos quejamos. Tu y yo hemos decidido disfrutarla.

  3. :)

    Para tener una vida auténtica, más que convicción, resiliencia y voluntad, necesitamos ser valientes. En una sociedad donde se ha convertido en un crimen el cambiar de opinión (véase por ejemplo alguien que cambie su opinión respecto al equipo de fútbol que seguía desde la niñez y del cual tanto proclamaba. Se considera un acto tan bajo que muchos siguen alentando falsamente sólo por tener miedo a decir que ya no les gusta). Hay que ser valientes. Hay que dejar a un lado el estigma social que puede generar nuestras decisiones (cuántas veces he escuchado lo mala persona que soy por cortar relaciones con familiares tóxicos que sólo recuerdan lo mal que nos va en la vida, y cuántas veces he tenido que explicar qué nuestro lazo sanguíneo no justifica ningún accionar.) Más que considerar mi vida auténtica, yo SOY auténtica.

    • Hola sonrisa. Gracias por tu comentario. Se ve que eres autentica. De las personas que necesitamos. Por supuesto que está bien cambiar de parecer. que triste darse cuenta que estás equivocado y seguir como borrego ahi, porque es lo que se «supone» lo que se «espera de ti». No señor. Si ya no resuena conmigo, lo desecho y punto. Sonrisa, eres siemopre bienvenida al balcón

Los comentarios están cerrados