Una Definición Corta Pero Precisa De La Procrastinación

Definición de Procrastinación
Definición de Procrastinación

Traer una definición de procrastinación para empezar a hablar de este enemigo consentido no ha sido fácil. Todos hemos experimentado la procrastinación en algún momento de nuestras vidas. Para algunos es algo que va y viene, mientras que para otros es un hábito frustrante que a menudo les impide alcanzar cualquiera de sus sueños y metas.

Aunque la había padecido desde temprana edad, ni siquiera conocía la palabra. La primera vez que recuerdo haberla visto o escuchado fue alrededor del 2005, en un libro acerca de liderazgo y en inglés. Ahora las cosas que postergaba, aunque me conviniera hacerlas de inmediato, tenían un nombre. Era algo curioso porque yo y la gran mayoría de mis conocidos éramos unos expertos en algo de lo cual muy poco se conocía o hablaba en nuestro medio: Procrastinar.

Definición de Procrastinación Según Los Expertos

El Diccionario de la Real Academia Española DRAE, escuetamente nos dice que procrastinar es una palabra que proviene del latín. Procrastināre, que es un verbo transitivo y que significa diferir o aplazar algo.

Yo, y tal vez tú también, la confundíamos con flojera, con poca motivación, hasta con andar por las nubes no queriendo aterrizar.

Definición de Procrastinación

Pero fíjate, un estudio realizado por un grupo investigador de la Universidad alemana de Konstanz que buscaba esclarecer las raíces de la procrastinación en el comportamiento humano, concluyó que las personas procrastinamos porque creemos que el día de mañana será más conveniente para poner en práctica lo planeado, que ahora.

Y así, hay muchas definiciones de procrastinación, pero todas parecen apuntar a una característica común en el comportamiento, o más bien, a la falta de comportamiento. Cuando procrastinas, estás literalmente ‘atrapado’ entre avanzar y quedarte donde estás.

Definición de Procrastinación desde Lo Consciente y lo Subconsciente

Conscientemente quieres avanzar, pero subconscientemente quieres quedarte donde y como estas. A nivel subconsciente, tú mismo estás impidiéndote emprender esas acciones que sabes que necesitas emprender para lograr los resultados que deseas, desde un punto de vista consciente o racional. Lo frustrante de la procrastinación es que, aunque sabes lo que quieres, e incluso cómo conseguirlo, permaneces inmovilizado e “incapaz” de actuar en ello.

Ejemplos hay muchos, la dilación de empezar una dieta saludable y un plan de ejercicios. Matricularte y empezar ese curso de idiomas o de desarrollo de otra habilidad que te abrirá puertas y brindará mayores oportunidades. El empezar el emprendimiento que sueñas esperando ese mejor momento que sabes que nunca llegará, como el famoso “hoy no fío, mañana si”

Probablemente la definición más precisa de procrastinación es que es el retraso irracional, la aversión o incluso la evasión de una tarea o acción. Y digo irracional porque no podemos explicar este comportamiento desde un punto de vista racional. Sólo podemos explicarlo y entenderlo desde un punto de vista emocional.

Procrastinamos porque a nivel subconsciente tenemos una asociación emocional con la tarea que debemos realizar que nos impide tomar la acción. Querer una cosa y luego hacer lo contrario parece estúpido y completamente irracional. Es por eso por lo que la procrastinación puede ser un comportamiento tan extraño, como difícil, para poder tratarlo eficazmente.

La Palabra Latina y la Lucha de lo Placentero versus lo Doloroso

La definición de procrastinación, cuando se traduce del latín, significa “a favor del mañana”. Y aunque puedas posponer “intencionalmente” tus tareas hay una razón subyacente por la que lo haces que es irracional, emocional y está almacenado en tus experiencias subconscientes.

Como dije antes, es posible que desees bajar de peso. Puedas ver lo gordo que estás y cómo tu salud y vitalidad se deterioran, sin embargo no consigues empezar a hacer ejercicio. ¿Por qué sucede esto? Bueno, a nivel racional es muy obvio que debes tomar medidas al respecto. Pero a nivel emocional parece demasiado doloroso renunciar a los alimentos a los que eres adicto y sacrificar una hora de tiempo de televisión o comodidad para ir a suicidarte en el gimnasio o a caminar vigorosamente alrededor del parque.

Esta asociación para hacer ejercicio y cambiar la dieta no es más que una creencia, una asociación que existe en nuestra mente. Porque lo crees, tomaras acción, incluso si sólo existe en tu imaginación. En un nivel muy básico, la necesidad de evitar el dolor y el deseo de ganar placer impulsan todas nuestras acciones. La procrastinación no es más que esta verdad básica en acción.

Cuando procrastinas, son tus creencias sobre lo que será doloroso y lo que significará placer las que te impedirán tomar las medidas necesarias. Dado que tus creencias viven principalmente en tu nivel subconsciente de pensamiento, permanecerás inmovilizado, incluso si dices que quieres todo lo contrario.

La definición de procrastinación como un comportamiento irracional es de hecho muy precisa. Además explica la frustración que sientes cuando no puedes conseguir actuar según tus deseos conscientes. La procrastinación garantiza una vida de frustración y esfuerzo. Debes superarla si realmente quieres hacer algún progreso significativo en tu vida.

Una Nueva Definición de Procrastinación

Definición de Procrastinación

Aquí hay una nueva definición que tal vez desees adoptar para empoderarte y ser más eficaz para actuar consistentemente en tus ideas, sueños y deseos. La procrastinación es un llamado a la acción. Es una señal de que debes actuar sobre las mismas cosas en las que no quieres actuar y hacer aquello que te está reteniendo. Es la resistencia que necesitas para crecer, desarrollarte y ganar la confianza que sólo viene de hacer lo correcto para ti.

Cuando rompes el “dolor” a corto plazo que te retuvo, sales del otro lado con un mayor sentido de autoestima. Te ves a ti mismo y a tus habilidades desde una perspectiva fresca. El hecho que estés postergando algo tiene un significado. Eso que procrastinas tiene un valor lo suficientemente significativo como para que te sientas incómodo por no actuar.

Las cosas que más te están reteniendo son las que más te liberarán, una vez que actúes. Lo que más te liberará será el actuar. Y no por la ausencia de procrastinación, sino a pesar de ella.

En el próximo artículo estaremos compartiendo 10 maneras de patear fuera de tu vida el hábito de la procrastinación.  Suscríbete para que seas el primero en recibirlo. De paso recibirás el ebook Resiliencia totalmente gratis.

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión acerca de este tema Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Este sitio es libre de publicidad. Se sostiene gracias al apoyo de sus lectores. Tu también puedes apoyarme y así poder producir mas contenido de calidad. Es fácil, solo “comprame un cappuccino” pulsando el botón naranja:   ¡GRACIAS POR TU APOYO!

Tengo un regalo para ti. Puedes descargar totalmente gratis mi ebook Resiliencia, haciendo click aquí. También puedes adquirir mi libro Olores de la Memoria, Voces del Alma directamente desde aquí.

Si como a mi te gusta leer entonces te comparto esta lista de 20 libros altamente recomendados. Espero te sea útil y la disfrutes.

En mi canal de youtube encuentres mas material como este. ¡Visítanos!

(Visited 1.210 times, 1 visits today)

12 comentarios

  1. Jesùs

    ¡Excelente! mi segundo nombre es “procrastinación”. Estoy a la espera de tus tips para sacarla de mi vida.

    • Ya están en el horno. Dios mediante el sábado los tienes. O antes.

      • Edu cueto

        Desde niña ge padecido de este comportamiento;Aplazaba y Aplazaba todo,desde lo más trivial a lo fundamental ,aunque era inteligente ,terminaba haciendo las cosas a última hora ,y la mayoría de las veces salgo airosa,s;sin embargo he perdido mucho tiempo y oportunidades en la vida.muy puntal el tema , excelente , gracias.

        • Gracias por no procrastinar para dejar tu comentario. Y por supuesto, gracias por compartir con nosotros tu reflexión. Bienvenida al balcón.

  2. CINDY VALDELAMAR GONZÁLEZ

    ¡Excelente! Procrastinar también es una forma de auto-sabotaje. Está en nuestras manos actuar y cambiarlo, no obstante, inconscientemente no lo hacemos. Basta de autosabotear lo que podemos llegar a ser. En nuestra cultura tenemos la rara percepción de que si no lo hacemos hoy y mejor mañana significará menor esfuerzo. ¡Mentira! Todo requiere esfuerzo y el inicio siempre es lo más difícil. Esforcemonos y seamos valientes! Josué 1:9.

    • De acuerdo Cindy. Muy buena definición: auto sabotaje, el peor de ellos. el procrastinar es una condición que te impide avanzar y que termina matándote. O por lo menos matando tu crecimiento, tu futuro, tus sueños

  3. Luz Marina Arraxola

    De verdad muchísimas gracias porq sin querer nos estás ayuda a entender ciertas cosas de uno que son desconocidas

    Simplemente fabuloso esperamos tu siguiente sorpres a

    • Gracias por leerme Luz Marina. Esa es la idea, seguir creciendo y entendiendonos cada vez más. Ya estoy preparando el próximo. Los espero!

Los comentarios están cerrados