Amarse a si mismo
Amarse a si mismo

«A menudo me he preguntado cómo es que cada hombre se ama a sí mismo más que todo el resto de los hombres, pero sin embargo establece menos valor en su propia opinión de sí mismo que en la opinión de los demás» Marco Aurelio

Al iniciar esta reflexión te digo con honestidad que no se por donde empezar. Si empezar por la puerta que dejamos abierta para que otros nos contaminen con sus pensamientos negativos. O por la falta de coherencia que exhibimos cuando decimos que nos amamos, pero valoramos muy poco la opinión que tenemos de nosotros mismos. O cuando aceptamos en nuestras mentes, en nuestras vidas la entrada de pensamientos negativos o sucumbimos ante la critica que mata nuestras ideas. Hablemos de amarse a si mismo. A fin de cuentas, no importa por donde empiece, con tal que hablemos de cada uno de estos asesinos.

Amarse A Si Mismo

Amarse a si mismo es lo más natural del mundo. O debería serlo. Y es también de lo más espiritual. La Biblia ordena en nueve ocasiones “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. La primera vez aparece escrito en Levítico. Luego dos veces en el evangelio de Mateo. Dos en el de Marcos y una vez en el de Lucas. También en las cartas a los Gálatas y a los Romanos. Santiago también lo dice en su carta.

Amarse a sí mismo es lo más natural del mundo. Es tan fácil hacerlo que hasta puede haber excesos. Se puede llegar a pasar sobre las demás personas. Ejemplo de esto son el egoísmo, la indiferencia y el desinterés.  El Dios de la Biblia se encargó de hacernos ver en esas nueve recomendaciones que un indicador de que nos interesamos por los demás es mirarlos y tratarlos con el mismo amor que nos profesamos.

La Lección Aquí Es Moderación

La sociedad Judeocristiana en que vivimos nos ha enseñado que nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación. La lección aquí es de moderación. Si ese auto-concepto que tenemos ralla en el exceso sería arrogancia. Y podría reflejarse en prepotencia.

La moderación incluye respetarse a sí mismo y a los demás. Respeto a la vida, a la autodeterminación, a entender límites. Saber escuchar, filtrar, tomar lo bueno, desechar lo malo.

Sin embargo, ¿Podría haberse malinterpretado la divina instrucción? ¿En que momento se hizo mayoría lo que advierte Marco Aurelio? Es paradójico.  ¿No te resulta extraño que debamos ser advertidos de no dar mayor valor a la opinión que los otros tienen de nosotros sobre nuestro propio valor? ¡El que conocemos y sabemos que tenemos!

Puertas Abiertas Versus Amarse A Sí Mismo         

«Sin duda, la debilidad más común de todos los seres humanos es el hábito de dejar sus mentes abiertas a la influencia negativa de otras personas». Napoleón Hill

No obstante, cuando las opiniones que escuchas resuenan más fuerte que tu auto concepto hay que hacer una revisión. Eso no está bien. Recuerda qué lo que escuchas son opiniones, no hechos.

¿Consideramos primero el qué dirán que lo que podamos decir de nosotros mismos? Recordemos que todo lo que vemos y escuchamos de las personas son perspectivas, no la verdad.  ¿Cómo es posible entonces que permitimos que esos comentarios nos definan? ¿Por qué sobreponemos los juicios de otros sobre nuestro propio juicio? ¿A casusa de que mantenemos vivas creencias limitantes surgidas de palabras que debimos escuchar cuando chicos?

Pensamientos Tóxicos

Hay algo que debemos tener presente como regla de vida: solo tenemos control y poder sobre nuestra mente. De ninguna manera podemos controlar los eventos externos. Ni lo que las otras personas hagan o digan. Todo aquello que está fuera de tu alcance, del alcance de tu mente no está bajo tu control. Pero, tu si puedes controlar lo que pienses de los eventos y hechos que la vida trae. También controlas lo que piensas y haces con las palabras y frases que te digan.

El tener esto presente te va a servir para tener las cosas en perspectiva. Hallaras fuerza para sobreponerte a los obstáculos que enfrentes. Para discernir y filtrar con cedazo lo que entra por tus oídos y ojos. Encontrarás fortaleza para manejar situaciones que no originaste tú. Saber que no controlas lo que está fuera de tu mente te dará tranquilidad para ver las cosas desde otra medida y encontrar el caminos y soluciones.

Cuando cierras la puerta de tu mente a pensamientos negativos, la puerta de la oportunidad se te abre

El Desamor Propio Y La Dependencia

Ahora bien, ¿Es tu amor propio verdadero amor? ¿Cómo está la salud de ese concepto de sí mismo? ¿Reconoces que nadie te puede amar como tu te amas? ¿Qué nadie puede cuidarte mejor de lo que te cuidas? ¿Te lo dices? ¿Eres tú mejor amigo?

En nuestro día a día vemos y escuchamos personas decir a voz en cuello que, si su pareja las deja o muere, ellas mueren. Que no podrían vivir sin ellas, dicen. Otras buscan afanosamente quien les proporcione alegría a sus vidas. Quien les ofrezca seguridad. Compañía, porque no saben estar consigo mismos. O no quieren.

Creo que sería diferente la situación de esas personas si empezarán a cambiar su discurso. El externo, pero, sobre todo, el interno. Esta bien amarse a si mismo, decirte que te amas. Está bien el reconocer que debo cuidarme a mí mismo y que soy quien mejor lo puede hacer. Está bien explorar dentro de mi y encontrar y pulir mis cualidades, mis dones, mi propósito. Aquello que me distingue. También hallar las actitudes, hábitos y cosas a mejorar y trabajar en ello. Es necesario entender que es saludable disfrutar de un tiempo a solas. Y estar cómodo con ello.

El Sabio

Marco Aurelio El Sabio
Busto de Marco Aurelio, por Glyptothek

 

Para finalizar, creo que con mucha razón a Marco Aurelio lo apodaban el Sabio. Este hombre que fue en su momento el ser más poderoso sobre la Tierra escribía estas cosas para sí. Se recogieron estos pensamientos en lo que conocemos como Meditaciones. (En esta página lo descargas gratis)

 Durante su gobierno en el Imperio Romano tuvo que lidiar con la adversidad. Hubo levantamientos en varias de las provincias y debió combatir en varios frentes: por un lado, enfrentar al bravío Imperio Parto y los armenios, al tiempo que se enfrentaba a las tribus germanas.

Y a semejanza de lo que vivimos hoy, al inicio de su mandato una pandemia azotó el imperio afectando gran parte de la población y cobrando más de cinco millones de víctimas. Marco Aurelio hizo frente a esta peste, la plaga antonina, incluso recurriendo a su patrimonio familiar y el de su esposa. Te dejo entonces, con la frase con que iniciamos nuestra charla de hoy.

«A menudo me he preguntado cómo es que cada hombre se ama a sí mismo más que todo el resto de los hombres, pero sin embargo establece menos valor en su propia opinión de sí mismo que en la opinión de los demás»

Marco Aurelio

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión, si conoces a alguien que haya vivido esta experiencia o si tu la viviste. Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Otra cosa que te quería comentar es que a solicitud de muchos amigos armé una lista de libros recomendados. La puedes encontrar en la pestaña del blog marcada como Libros Recomendados en Español o click aquí

(Visited 314 times, 1 visits today)

16 comentarios

  1. Luz Ángela Sariego

    Me puso a razonar este texto, siempre he tenido esa lucha de valorarme más, de aceptarme tal cual soy, si otros lo hacen con fervor, ¿por qué yo no?

    Es muy acertado el escrito, con muy buenos fundamentos, lo felicito profe.

    • Gracias Luz Ángela, por esta nota. El saber que pude servirte a través de estas lineas me llena de bendición. Recuerda que eres super bienvenida a estas charlas en el balcón. Recibe un fuerte abrazo.

  2. Mayerlis Rodriguez

    Excelente reflexión! Es importante crear nuestras propias percepciones, trabajar por construir la mejor versión de nosotros, darle al mundo un poco de lo bueno que guardamos en nuestro corazón y sobretodo amarnos cada día más a nosotros mismos.

    • Así es Maye. En esa constante y permanente construcción está la clave. Saber que no somos producto terminado. Aceptar nuestros errores y aprender y crecer a partir de ellos. Jamás olvidando que luego de amar a Dios, amarnos a nosotros mismos es primordial. Es así como podemos repartir el amor que crece en nuestro corazón. Gracias por tu aporte

  3. Antonella Blanco

    No puedo creer que el ser humano le tenga tanta menosprecio a su propia opinión sobre si mismos, sabiendo lo que valen y de lo que son capaces y a la hora de escuchar nuevas opiniones de personas diferentes, le de menos importancia a la suya y resalte la de los demás.

    Muy buen escrito Jaime me hizo pensar en el verdadero valor que cada uno se tiene que tener, sin creerse superior o inferior a alguien.

    • De acuerdo Antonella. Es triste, pero muy frecuente. Hay que estar atentos a nuestra conversación con nosotros mismos y detectar el autosabotaje. Y pararlo de un tajo. Amarse a si mismo con conciencia y a plenitud. Gracias por tu visita.

    • Luz Neira Álvarez

      Definitivamente nuestro creador nos ha dado las instrucciones para ser felices y valorarnos, solo que algunas veces no tenemos el conocimiento o quizás si, pero nuestra mente no esta preparada para asimilar, entender y analizar situaciones que se nos presentan a diario y darnos cuenta de quién quiere lastimar u ofender lo hará sin dolor. Resalto muchos conceptos positivos en este escrito tan interesante y cierto. La reflexión sobre nuestro valor único e inigualable es el mejor antídoto ante las opiniones negativas. GRACIAS Mr Jaime por su excelente reflexión…

      • Así es Luz Neira. Dios es inmensamente bueno. Nos hizo a su imagen y semejanza. En ocasiones lo olvidamos, o como bien apuntas, lo desconocemos.

  4. Víctor Solar

    Reflexionar y auto evaluarse es un proceso, el cual a muchos nos cuesta, pero indudablemente encontraremos razones significativas para enfrentar cada situación de la vida con las mejores virtudes que podamos tener como seres humanos,porque todos somos creados a imagen y semejanza de nuestro Padre.El amor es sin duda, ese sentimiento con valor agregado para enfrentar cada situación positiva o negativa y que solo podemos conseguir ese amor impecable cuando encontramos la relación perfecta con nuestro Dios y de ahí encontrar el verdadero,sincero y recto amor en sí mismo, y es ese el momento para poder expresar y demostrárselo a los demás.
    Gracias Míster, por este espacio que nos da para poder compartir puntos de vista.Dios lo siga bendiciendo.

    • Amén Víctor. Gracias por esta hermosa reflexión. Es sin duda un proceso que de la mano de Dios se hace mucho más fácil. Este espacio, este balcón siempre va a estar abierto para ti.

  5. Mario

    Me encantó. Muchas veces pesa más la opinión ajena que la que se tiene sobre uno mismo, y damos prioridad a como otros me ven que a como realmente me veo yo.

    • Gracias Mario. De acuerdo. ¿Es extraño, cierto? Hay que amarse y valorarse. Balanceada y moderadamente. Bienvenido al balcón.

  6. Roberto Franco

    Buenisimo Jaime, como siempre! Creo que los padres tenemos un rol muy importante en cultivar ese amor propio desde la niñez. Educar con amor, enseñándole a superar obstáculos, empoderamiento, trabajando esa autoestima. El maltrato, la distancia emocional o la distancia fisica, la critica constante, la indeferencia se puede manifestar en el futuro en falta de amor propio.

    • Definitavemente de acuerdo. Hay cosas que como padre me avergüenzo de no haber estado a la altura. Considerando la soberanía de Dios, he entendido que si El lo permitió había un propósito. Nuestro papel como padres es lo que anotas. Educar en amor, empoderar, vencer obstáculos, balance en la autoestima. ¿Que sembramos? un hombre puede tener dos fincas. En una sembró bien. En otra descuidó. En ambas recoje, En una frutos amargos En otras frutos dulces. Gracias por tus edificantes aportes.

  7. No todo es verdad, no todo es mentira. Para unos si, para otros no: Amarse a si mismo es lo más natural del mundo para mi porque si me amo doy amor verdadero, sé lo que cuesta dar amor y carecer de él. Me amo a mi misma cuando doy rienda suelta a lo que me hace feliz, dar de lo que Dios me da, vivir una vida con sentido: (con mucha humildad), ser longánime.

    • De acuerdo Andrea Amarse a si mismo es el punto de partida. Como en los aviones, debes «salvarte» lease amarte tu, para luego poder «salvar» amar a alguien más Un abrazo

Los comentarios están cerrados