Revolución Educativa

La Revolución de la Educación ¡Una Revolución Urgente y Mas Que Necesaria!

Todo evoluciona. Se ven cambios en todos los sectores. Se ven avances. Puede observarse como las industrias, las instituciones, las diferentes áreas del saber humano avanzan y van a tono con los tiempos. La educación es la excepción. La escuela permanece tal y como fue puesta en marcha hace más de 200 años.
Agradecido

¡Y Agradecido exclamó: A Comer Bocachico Se Dijo!

Las tardes de sábado tienen algo especial. No son como las tardes de los otros días de la semana donde las labores y la rutina te ocupan. Ni son como las de domingo, que encierran su bruma particular, mitad flotando, mitad huyendo o quizá contemplando el temido síndrome de domingo por la tarde. Todavía es sábado, son las 9:57 p.m. y no puedo ir a dormir sin antes comentarte agradecido porque la tarde de hoy fue particularmente especial
pasado y miedo enemigos

El Pasado Y el Miedo, Dos Enemigos Que Tu Puedes Vencer.

El pasado y el miedo son dos enemigos que aquejan a muchos y los detiene. Son demasiadas las personas que piensan que su pasado es un predictor de su futuro. Ellos mismos limitan sus posibilidades. Creen que debido a que no obtuvieron una educación formal, no son lo suficientemente inteligentes como para tener éxito.
día de la madre

Aquel 10 de mayo.

Para un niño de 10 años los días duran más, excepto los domingos después de almuerzo cuando el reloj se emociona y gira más rápido de lo que queremos. Ese día era domingo. Lo tengo muy claro. Domingo 10 de mayo de un año lleno de emociones encontradas. Como el mismo mes con sus asfixiantes calores soporíferos y las lluvias refrescantes, con la invasión de moscas y de los atardeceres de escarlata. Ese domingo, segundo del mes, se celebraba el día de las Madres.
Bienvenido el cambio

Biden Ganó. Pero, ¿Quién Tiene Realmente El Poder Del Cambio?

Quienes están mas dispuestos a adaptarse a las nuevas situaciones, a los cambios son los más propensos a subsistir, tal como lo expresa el Darwinismo. Aquellos que como avestruces entierren sus cabezas en las calientes arenas del desierto para no ver lo que se avecina, sucumbirán. Hay que tener los ojos, la mente y el corazón bien abiertos para ver las oportunidades que el cambio trae consigo. Cada adversidad trae consigo la semilla de una oportunidad