¿Quién Tiene Realmente El Poder Del Cambio? Allá afuera, el mundo se está moviendo alrededor de la escasa diferencia que separa al uno del otro. Me refiero al ególatra y exitoso hombre de negocios que, ahora en medio de pataletas, funge como el hombre más poderoso sobre la tierra; y su oponente, el superhéroe que salvará a la humanidad de la hecatombe y la xenofobia. La esperanza de muchos es el hombre que, inspirado por la elocuencia de los Kennedy y Martin Luther King Jr., vence su tartamudez y vez tras vez, hasta completar seis, sirve como senador. Luego llega a acompañar al primer presidente afrodescendiente como vicepresidente de los Estados Unidos de América en sus dos mandatos. Allí está desde 2008. Pero ahora quiere la silla presidencial.

Allá afuera, están sucediendo cosas que jamás pensé que vería. Gente golpeándose como salvajes. Arrebatándose banderas como las hienas lo hacen con la carroña. Hombres mayores, con los cabellos plateados por la experiencia, sucumbiendo ante sus primitivos impulsos enfrentándose a otros más jóvenes, inexpertos pero vigorosos, por un pedazo de trapo y un ideal, mas bien un imaginario que solo existe en sus cabezas calientes y manipuladas. La capital del mundo convertida en una selva donde las golpizas y los linchamientos son el medio de expresión. ¡Qué vergüenza!

Alla afuera, alguien, algo le robó la mitad a la luna. Son las 11 y 30 de este viernes 6 de noviembre y sentado en el balcón la veo emerger. Aparece brillante, pero carcomida. Alguien o algo le robó la mitad de arriba. Ella rauda, pero adolorida sigue su ascenso, coloreada de naranja en medio de un fondo obscuro y tenebroso.

la luna camob

Allá afuera están pasando cosas. Gente que sigue utilizando a otros como trapos de cocina. Gente que no se percata que son utilizados. Gente que sufre y que llora. Mujeres cabezas de familia que deben subsistir, ellas y sus hijos, con 100 dólares al mes. Mujeres que usan 300 dólares para marcar los abs. Están pasando cosas allá afuera.

¿El Que Tiene El Poder Hace El Cambio?

Allá afuera, un presidente nadando entre dos aguas anima a un pueblo a que salga, a que continué llevando una vida normal, que no pasa nada. Solo hay que lavarse las manos, cosa que la clase política ha hecho muy bien por siglos en nuestros países, y usar una mascarilla. ¡Vaya qué casualidad! ¿será la misma máscara que ellos han usado para mentir, exprimir y desangrar naciones? No. Ya recuerdo. Es la R95. La otra es la máscara del engaño y la hipocresía.

Alla afuera, ese mismo presidente movido por “altruistas motivos” indica a los trabajadores y pensionados estatales del país que les será anticipado el pago de sus primas legales de diciembre. Aduce que esta medida se aplica para evitar aglomeraciones en los comercios durante Navidad. También invita a las empresas que puedan hacerlo, que lo hagan. Con esta medida se espera inyectar de 500.000 a un billón de pesos adicionales a los del sector público, para así poder reactivar la economía ahora en noviembre. Un pueblo sin educación financiera, atraído por el cebo del ahorro de la compra anticipada y del día sin Iva, se llenará de cosas que no necesita y que le restan posibilidades de salir de su circunstancia. ¿Cómo duerme? Me pregunto.

Allá afuera, los encantadores de serpientes siguen vociferando sus conjuros mágicos. Aludiendo hechos que la historia ha derribado. Se levantan, como salvadores de un pueblo, arrogantes, pisando sin vacilar con sus Ferragamo, llenando cabecitas ávidas de esperanza, de humo y palabrería. Con su discurso barato y manido separan, dividen, engañan.

Allá afuera están pasando cosas. Abusadores, engañadores, caníbales, se han comido hasta la mitad de la luna, han jugado con las esperanzas de los humildes, han derribado los estandartes del ideal de la libertad y la democracia. Han violado y saqueado lo humano, lo fundamental, la esencia ante nuestros ojos. Delante de ti y de mí. Y los dejamos. Y se los permitimos.

Bienvenido el cambio
El Washington Post dedicó una unidad especial para hacer seguimiento a las palabras de Trump. Registraron 22.247 en tres años

Allá afuera están pasando cosas, están sucediendo cosas que nunca pensé que vería. Las mentiras y perdida de valores son la realidad dominante. Repite una mentira mil veces y se convertirá en verdad, ya no es táctica exclusiva de Goebbels, parece ser la regla común. Mantener a la gente confundida y entretenida es la consigna

Pero con todo lo relevante que puedan ser estos hechos y situaciones, lo verdaderamente importante es lo que está sucediendo en tu cabeza, y en tú corazón. ¿Qué estás pensando? ¿Qué estás sintiendo? ¿Cómo estás afrontando los cambios que estamos viviendo? ¿Eres parte del juego?

Apercibirse de esta realidad es clave. Hacerse consciente de lo que nos rodea, y de los bruscos giros que nuestra realidad ha sufrido, de sus efectos y de que nos hallamos en un punto de quiebre, es vital.

Quienes están mas dispuestos a adaptarse a las nuevas situaciones, a los cambios son los más propensos a subsistir, tal como lo expresa el Darwinismo. Aquellos que como avestruces entierren sus cabezas en las calientes arenas del desierto para no ver lo que se avecina, sucumbirán. Hay que tener los ojos, la mente y el corazón bien abiertos para ver las oportunidades que el cambio trae consigo. Cada adversidad trae consigo la semilla de una oportunidad, dice Napoleón Hill en su libro “Piense y Hágase Rico” que lejos de ser un manual para convertirse en rico, es un tratado de sabiduría.

El Poder del Cambio Lo Tienes Tu

El cambio comienza en mi

La vida nos envía cambios para qué podamos subsistir en el futuro. Cada cambio que enfrentamos hace que algo en nosotros mude, para crecer más. ¿Pero, cómo me preparo? ¿Cómo distingo las cosas y logro apercibirme, como dices tu?

Lo primero es conocerte bien, y tener la disposición a no conformarte. Cada uno de nosotros tiene dentro de si la genialidad que Dios colocó. Eso que nos distingue, que nos hace únicos y que constituye el propósito de nuestra existencia. También el conjunto de valores y principios con que fuimos levantados. Estamos dotados para grandes cosas, en los lugares que ocupamos, y en los que en el mañana nos toque ocupar.

En segundo lugar, te digo que puedes aprender mucho con sólo hacerte unas preguntas. Las preguntas dirigen tu atención y te hacen pensar. Si nunca te haces preguntas, puedes limitar la cantidad de progreso que haces en tu vida.

¡Las preguntas que te haces a ti mismo, o las que no te haces pueden alterar el curso de tu vida! Considera tus respuestas a estas preguntas y crea el hábito de repetírtelas de manera regular.

10 preguntas que pueden cambiar el rumbo de tu vida

1.            ¿Cuáles son las cosas más importantes que necesito lograr para mañana?

Cuando aprovechas al máximo cada día, puedes aprovechar al máximo tu vida. Evita comenzar un nuevo día sin un plan de acción. ¡Dale un poco de pensamiento a lo que será tu nuevo día, la noche anterior!

2.            ¿Qué actividades y personas son una pérdida de mi tiempo?

No siempre aprovechamos al máximo nuestro tiempo. Tenemos actividades que hacen poco más que servir como distracciones. También tenemos gente que son sólo eso, distracción y más nada..

Piensa en las actividades y las personas que te están costando más de lo que valen. Rodéate de personas que te apoyen. Recuerda, somos el promedio de las cinco personas que nos rodean. Busca rodearte de personas que estén mejor que tu, de las cuales puedas aprender.

3.            ¿Cuáles son mis planes a largo plazo?

¿Cuál es el objetivo general de tu vida? Si no lo sabes, tendrás que planear tu tiempo adecuadamente. Tomarás decisiones más sabias si sabes lo que estás tratando de lograr en la próxima década o más. Aclara tus metas y dónde deseas estar dentro de 10 años. Escríbelo y refiérete a ello con frecuencia.

4.            ¿Qué hice mal hoy y cómo puedo hacerlo mejor mañana?

Evalúa tus errores y tus malas decisiones y aprende de ellos. Cometer un error una vez es sólo parte de la vida. Cometer un error más de una vez porque no aprendiste de él, es algo trágico.

5.            ¿Qué hice bien hoy?

 Es igual de importante identificar lo que hiciste bien, ¡para que puedas hacerlo de nuevo! Identificar y sentirte bien acerca de tus victorias también te ayuda a construir confianza, autoestima, y una visión optimista de tu porvenir, que hacen que ese anhelado futuro sea más propenso a suceder.

6.            ¿Cómo me ve el resto del mundo?

Esta es una pregunta muy difícil de responder con precisión, pero es muy importante hacérsela. La mayoría de nosotros no tenemos idea de cómo nos ven los demás. Tenemos nuestra propia visión de nosotros mismos en nuestra mente, pero a menudo estás lejos de la verdad de cómo somos percibidos. Si puedes verte a ti mismo como el resto del mundo te ve, identificarás algunos ajustes simples que pueden cambiar tus resultados dramáticamente.

El Poder Del Cambio Siempre Ha Estado En Ti

7.            ¿Cuáles son mis valores y los estoy viviendo?

La mayoría de las personas sólo tienen una idea difusa de sus valores. Una vez que sabemos cuáles son nuestros valores, es más fácil tomar decisiones que sostengan y construyan nuestra autoestima. Conocer tus valores y vivirlos también crea una vida que conduce a plenitud.

8.            ¿Cuáles son mis mayores defectos y qué puedo hacer para corregirlos?

Todo el mundo tiene al menos un defecto critico que le está impidiendo ser la mejor versión de sí mismo. Pocos son conscientes de sus defectos más significativos. Pasa algún tiempo pensando en esto y pide su opinión a alguien en cuyo juicio y honestidad confíes.

9.            ¿Qué puedo hacer para mejorar mis relaciones más importantes?

Piensa en cómo puedes elevar tus relaciones hasta el siguiente nivel. Recuerda, el poder del cambio lo tienes tú. La relación contigo mismo es una de las más importantes, a propósito.

10.          ¿A quién y por qué estoy agradecido?

Esta es una gran pregunta para hacerte cada día, pero especialmente cuando te sientas frustrado o bajo de nota. Pensar en las cosas buenas en tu vida levantará tu espíritu, te dará una visión más optimista de la vida, y propiciará que más cosas buenas sucedan en ella.

Tal vez algunas de estas preguntas te parezcan un poco difíciles de responder Pero eso no significa que no debas hacértelas y responderlas.  Algo tan simple como cuestionarte podrían ser todo lo que necesitas para dirigir tu vida en una nueva dirección.

Asegúrate de que no sólo estás preguntando y respondiendo las preguntas. Toma las medidas necesarias cuando sea apropiado, también. ¡Te alegrarás de haberlo hecho!

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión, si conoces a alguien que haya vivido esta experiencia o si tu la viviste. Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Otra cosa que te quería comentar es que a solicitud de muchos amigos armé una lista de libros recomendados. La puedes encontrar en la pestaña del blog marcada como Libros Recomendados en Español o click aquí

(Visited 162 times, 1 visits today)

3 comentarios

  1. Claudia Polo De Vega

    Me encantó. Vivimos en una sociedad que nos arrastra, por eso debemos tener un rumbo definido.
    Genial, colocaré en práctica las 10 preguntas.

  2. Roberto Franco

    Hola Jaime,
    Como siempre, excelente y poniendonos a pensar. La reflexión seria qué debo hacer yo para una mejor sociedad, y no lo que debe hacer el profesor, el jefe, el ministro o el mismo presidente para que yo esté bien. Que tengo que hacer yo en mi entorno para mejorar mi situación y la de los demas?
    Nos Podemos preguntar: pero, porque tengo que cambiar yo y no los demas? Sencillamente es lo único que está en nuestra mano. Por frustrante que nos resulte a veces, nadie tiene el poder de cambiar a otra persona. Podemos influir, podemos inspirar a los demás, podemos propiciar situaciones, pero en última instancia cada uno es dueño de lo que piensa y de lo que hace.

    «Alguien le robo la mitad a la luna» .. I loved it!!!!!

Los comentarios están cerrados