Liderazgo, La diferencia entre jefe y líder es sutil.

diferencia entre jefe y líder
diferencia entre jefe y líder

El el post de ayer te conté que íbamos a hablar de algo que es parte fundamental en una sociedad, el liderazgo. Es necesario en cualquier sociedad que alguien se levante y se haga cargo. El liderazgo es esencial, lo sabemos, pero ¿significa que todo el mundo es un líder? El hecho es que algunos individuos no están hechos para ser líderes. Son seguidores. Los seguidores son tan importantes en la sociedad como los líderes. ¿Conoces la diferencia entre jefe y líder?, ¿Dónde te ubicas? ¿Lideras?, ¿Lideraras?

A muchos, los instintos de asumir roles de liderazgo les llegan de manera natural. Simplemente, sucede. Dan el paso cuando es necesario. Son aquellos que responden primero en clase. Los que se hacen cargo de organizar el juego en los recreos. Siempre dan el primer paso en el trabajo. Juego. Y si bien no puedes ser el primero en todos los casos, las personas que tienen habilidades de liderazgo serán vistas y escuchadas a lo largo de sus vidas.

Pero no todos los líderes nacen con este talento. Muchos deben aprenderlo. Las personas con la ambición de ser un líder pueden hacerlo capacitándose, leyendo, observando y estudiando las habilidades necesarias para serlo. Si bien puede sonar simple, puede ser toda una faena el aprenderlo. Es difícil enseñar a alguien a reaccionar ante una situación inesperada o que no estuvo bien planificada.

Debido a que determinamos los líderes por sus acciones, vemos que los roles de liderazgo están ocupados por individuos que se destacan, que se levantan para ser elegidos. Pero no siempre es el caso. En numerosos casos de emergencia, los líderes son aquellos que se encargan mucho antes de que alguien más reaccione. Allí, estos individuos actuarán con cabeza fría. Podrán ver lo que es necesario hacer, mientras que otros estarán preocupados, asustados o en shock. Estos individuos son los verdaderos líderes de nuestra sociedad.

La diferencia entre jefe y líder

Cada líder es un jefe. Pero no todos los jefes son líderes. La mayor diferencia entre un jefe y un líder consiste en que el jefe es respetado y obedecido debido a su posición y antigüedad. En cambio, un líder es respetado y considerado como un ejemplo no sólo por su posición o antigüedad, sino principalmente por las cualidades de carácter y habilidad.  Esto define la diferencia entre un jefe y un líder.

Aquellos que aspiran a convertirse en líderes deben predicar con el ejemplo. El equipo siempre debe tener la firme convicción de que el líder estará allí durante cada una de las inevitables crisis. No para arreglar la culpa, sino para solucionar el problema. Si los miembros del equipo encuentran que el líder no sigue lo que predica, no tendrán respeto por él o ella. Pueden obedecerlo, pero faltará el respeto. Los líderes se ganan este respeto por sus acciones. Miran y actúan con sinceridad. No hay desajuste ni discrepancia entre sus palabras y acciones. Son y se ven integrales en enfoque y carácter.

Para ser un líder, cada jefe debe mostrar características tales como conocimiento, planificación, anticipación, previsión, acción, enfoque orientado a resultados, perspectiva. Debe respetar a cada miembro del equipo, ganarse su respeto, actuar como un amigo y actuar como un mentor. Esta es una lista larga de características, pero si quieres convertirte en un líder excepcional, necesitas tener y ejercer estas cualidades.

Esto es cierto no sólo para los líderes de una nación, sino para ti y para mí, para las personas en cada posición de liderazgo en cualquier organización. Una vez que una persona se gana el respeto de los miembros de su equipo, deja de ser sólo un jefe y se transforma en un líder.

Para Reflexionar

¿Qué pasaría si elegimos mejorar en el establecimiento y el cumplimiento de los plazos?, ¿Si decidimos ayudar a una persona más, cada día?, ¿Si elegimos estar siempre en la primera fila?, ¿Qué pasaría si hacemos una pregunta difícil cuando vamos a una reunión?, ¿Si diéramos más y tomáramos menos?, ¿Y si aprendiéramos a dominar una nueva herramienta que nos haga mejor?, ¿O leyéramos mas? ¿Si nos preguntáramos el porqué de las cosas? ¿Si decidiéramos enfrentar nuestros miedos?

Todas estas son opciones, opciones que no requieren que nadie nos señale hacer o nos dé permiso.

Cada vez que me encuentro deseando que un evento fuera de mi control suceda, me doy cuenta de que estoy mucho mejor enfocándome en algo que si puedo controlar.

Un regalo para ti

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión acerca de este tema Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Este sitio es libre de publicidad. Se sostiene gracias al apoyo de sus lectores. Tu también puedes apoyarme y así poder producir mas contenido de calidad. Es fácil, solo «comprame un cappuccino» pulsando el botón naranja:   ¡GRACIAS POR TU APOYO!

Tengo un regalo para ti. Puedes descargar totalmente gratis mi ebook Resiliencia, haciendo click aquí. También puedes adquirir mi libro Olores de la Memoria, Voces del Alma directamente desde aquí.

Si como a mi te gusta leer entonces te comparto esta lista de 20 libros altamente recomendados. Espero te sea útil y la disfrutes.

En mi canal de youtube encuentres mas material como este. ¡Visítanos!

(Visited 447 times, 1 visits today)

2 comentarios

    • ¡Interesante pregunta1 ¿ O a todos los gerentes o jefes? ¿O a todos los políticos? ¿Será que el hábito hace al monje?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *