Hasta Donde Quieres Llegar
¿Hasta Donde Quieres Llegar?

Ir desde dónde estás hasta donde quieres llegar en la vida parece mas complejo de lo que en realidad es. Vivir nuestro sueño se convierte en realidad en una horrible pesadilla para muchos. Se ve tan distante. Tan poco posible. Tan difícil que es más fácil claudicar. En ocasiones porque tenemos sobredimensionado el sueño. O no tenemos la suficiente claridad de que es lo que queremos. Hoy te traigo 6 consejos para ayudarte a ir desde dónde estás hasta donde quieres llegar sin morir en el intento

El Dr. Joe Vitale, orador motivacional y autor, a menudo dice: «La forma más rápida de llegar a donde quieres llegar, es ser feliz en donde estás». Lo creas o no, ¡esta mentalidad funciona! Puede requerir algunos cambios y una búsqueda en lo más profundo de tu alma por tu parte, pero al final, valdrá la pena adoptar esta mentalidad positiva.

Es cierto que debes esforzarte por hacer tus sueños realidad, pero concéntrate también en ti mismo y en el viaje que es la vida. Cuando pasas menos tiempo deseando que las cosas fueran diferentes y más tiempo aceptando lo que tienes, ya en eso has encontrado una sensación de paz y felicidad.

Aquí te traigo 6 consejos para ayudarte a ir desde dónde estás hasta donde quieres llegar ya mismo:

Siente el poder de la gratitud.

Cuando te concentras en el panorama en general, es más fácil mostrar sentimientos de gratitud. Cuando estás agradecido, permaneces siendo positivo y agradecido de cada momento, gozoso de la vida.

A veces las personas quedan como atrapadas en la idea de que tienen ciertos derechos, prerrogativas o privilegios, que se lo merecen todo. A la postre, esto conduce a sentimientos negativos. Concentrarte en la gratitud, en cambio, te llevará a donde deseas.

Aquí te puedo hablar largo y tendido. Durante años, más de los que quiero recordar, yo estuve embarcado en ese error del merecimiento. ¡Cómo si fuera más que los demás a mi alrededor! Dentro de mi estaba seguro de que tenía el derecho a las cosas, porque yo las deseaba, porque yo las quería. Y me lo creí.

Hoy agradezco a Dios, por lo que me puso a atravesar en la vida para mostrarme lo equivocado que estaba. Hoy puedo agradecer por tantas cosas buenas a mi alrededor, que me percato que tengo y no por merecimiento de cuna, ni abolengo o títulos sino por el amor inmerecido de Dios, que, así como me lo ha dado todo, también a ti también te lo puede dar. Siente el poder de la gratitud

Se optimista.

Hasta Donde Quieres Llegar

Algunos dicen que la vida tiene todo que ver con el optimismo. ¡Y es verdad! Una actitud optimista es una de las pocas cosas que necesitas para tener éxito en lo que sea que emprendas.

Si estás tratando de lograr un objetivo concreto, el optimismo te ayudará a lograrlo. Si estás tratando de cambiar tu mentalidad, el ser optimista hará la tarea más fácil. El optimismo puede ser la fuerza motriz que te mantiene en marcha.

Henry Ford dijo algo que se me quedó tatuado en la mente. “Si crees que puedes, o si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón” ¿Cuál razón prefieres tener?

¿Por qué ver el vaso medio vacío? ¿Por qué entrar a la cancha pensando que vas a perder? ¿Por qué no ver que por mucho que este diluviando la lluvia va a parar? Hasta el diluvio del que habla la Biblia tuvo su final. 40 días de lluvia no son nada si estás esperando el espectacular momento en que salga el sol brillante.

Exhibe los atributos y comportamientos que deseas.

Fue Gandhi quien dijo que tú deberías ser el cambio que quieres ver en el mundo. Con estas sabias palabras en mente, puedes reemplazar el querer algo con alguna acción audaz que la haga realidad. Con un poco de persistencia y perseverancia, tú puedes hacer que las cosas sucedan.

Ya basta de andar de estar hablando niñerías de que “a mí me gustaría ser …” o A mí me gustaría que…” Manos a la obra. Te gustaría que la gente, o que tú mismo o misma fueras más puntual. Empieza ya a ser puntual. Establece el propósito de llegar anticipadamente a tus citas. A levantarte o salir cada vez más temprano.

A propósito de Gandhi recuerdo una historia que escuche y que me encanto, para ser sincero. Gandhi era frecuentemente visitado por la gente en India para recibir consejo. En una ocasión, cierta madre esperaba junto a la gran cantidad de admiradores y seguidores qué esperaba una respuesta, un consejo para las diferentes situaciones en sus vidas. Luego de haber hecho la larga fila de más de 6 horas esperando para que el Mahatma la atendiera, le llegó la oportunidad de los 3 minutos frente a su líder.

La respuesta de Gandhi

Está mamá venía con la intención de qué Gandhi hablará con su hijo pequeño de 6 años y de una manera u otra lo condujera a acabar con esa manía, esa obsesión por comer dulces que tenía. Esta mujer le habla a Gandhi, quien escucha atentamente, permanece en silencio por un par de minutos. Luego, le dice en voz muy baja y pausada “regresa dentro de un mes”.

La mujer no entiende absolutamente nada. Sin embargo, hace lo que su líder le sugiere. Al mes la paciente la mujer regresa a la entrevista.  Encuentra a Gandhi cruzado de piernas, bajo el mismo árbol. Con su vara en la mano, atento, lentamente se acomoda las gafas,  y le dice “en qué te puedo ayudar mujer”.

La mujer nuevamente le dice a Gandhi que es la mujer que vino hace un mes solicitándole que hablara con su hijo y le pidiera que no comiera tantos dulces. Gandhi permanece en silencio por poco menos de un minuto. Luego llama al niño y con voz fuerte, con autoridad, le dice: “no comas tanto dulce”.

La madre consternada sin entender le pregunta: “Mahatma, hace un mes te hice la misma pregunta, permaneciste en silencio y me pediste que volviera hoy. ¿por qué no le dijiste lo mismo al niño entonces?

Gandhi volteó su rostro hacia ella. La miro fijamente. Luego le dijo “Mujer, hace un mes yo no podía decirle que no comiera dulces. No tenía la autoridad para decírselo puesto que yo mismo comía muchos dulces”

¿Lo ves?

Adopta una mentalidad próspera para llegar hasta donde quieres llegar

Hasta Donde Quieres Llegar
Hasta Donde Quieres Llegar

Tómate un momento para determinar lo que la prosperidad significa para ti. ¿Esperas dinero, una carrera satisfactoria o una relación que dure toda la vida? Conoce lo que quieres y, a continuación, adopta la mentalidad correcta. Una vez que lo hagas, te has puesto en la dirección correcta hacia tus metas.

Todavía hay personas que solo asocian prosperidad con economía. Cuan equivocados están. Prosperidad es abundancia. Hay tanta abundancia en el mundo qué es increíble que haya gente que viva en escasez. Abundancia de recursos. Abundancia de alimentos. Abundancia de oportunidades. Abundancia de tantas cosas buenas que implican prosperidad.

La limitante, el problema está en la mente. El no tener una mentalidad prospera. El seguir amarrado, aferrado, atado, prisionero de una mentalidad de escasez. ¿No ves las oportunidades que la vida te presenta? La gente no ve la abundancia delante de sí. Han cerrado sus ojos, sus corazones y sus mentes hacia una vida mejor, puesto que consideran que no se las merecen.

Qué error tan craso y doloroso. Yo te invito a que adoptes una mentalidad prospera. Una vez que hayas determinado lo que prosperidad significa para ti, adopta la mentalidad correcta, y ve por ella. El mundo está lleno oportunidades y abundancia, de prosperidad. Pero si no tienes los ojos dispuestos no lo vas a ver, y pasarás de largo, sin verlas.

Encuentra el lado brillante de las cosas.

A medida que vas pasando por la vida, sin duda te darás cuenta de que las cosas no siempre van a estar alineadas a tu camino. Pero incluso en tiempos difíciles es necesario mantener la frente en alto. En lugar de permitir que la negatividad consuma tu vida, busca el lado brillante de las cosas.  Esta nueva actitud puede ser la diferencia entre estar atrapado dentro de ti, como si fueras un rehén o poderllevar a cabo tus metas.

¿Quién ha dicho que las cosas tienen que ser como nosotros pensamos que deben ser?  ¿Quién ha dicho que no hay una manera mejor de que las cosas se den? ¿Quién ha dicho que sí procuras ver el lado brillante de las cosas, es decir, lo que no se ve todavía, pero que sabes que está escondido detrás de la nube negra, definitivamente va a resultar en unos días de sol más brillante para ti?

Las cosas no necesariamente tienen que salir como tú las esperas en un principio. Sólo tienes que esperar y ver que, aunque en este momento eso no esté alineado con tu camino, con lo que tú te has propuesto, tal vez sea la mejor salida a lo que estás viviendo en la actualidad.

Saber qué Dios tiene el control de las cosas y confiar en qué tras de cada una de esas nubes negras hay una línea brillante que indica que hay un sol detrás, te dará la fuerza para sacar avante esa situación qué puedes estar enfrentando y que no sabes cómo hacerle frente. Sólo mantente firme. Confiado, teniendo mucha fe en qué el que desde hace siglos lo está haciendo bien. Tú sólo tienes que hacer lo que es correcto. La parte que te toca. Y esperar.

Da pequeños pasos parea llegar hasta donde quieres llegar

Cuando el lugar al que vas parece lejano e inalcanzable, es importante dividirlo en pequeños pasos. Proponte un objetivo alcanzable con un marco de tiempo realista. Desglosa ese gran objetivo en objetivos más pequeños.

Cuando evitas el sentirte abrumado por el peso de las cosas, ganarás la confianza necesaria para perseverar.

Volvemos a un concepto que ya hemos tocado antes en otros artículos “divide y reina” En el buen sentido, partir en piezas pequeñas una gran tarea la hará más manejable. Las pequeñas victorias que cosechamos a lo largo de los días nos van llenando mas de confianza y de la seguridad necesaria para dar pasos mas fuertes y decididos a la consecución de esos logros. ¡No te dejes abrumar por el peso de una gran tarea! Da pequeños pasos. ¡Divídela! ¡Y reina!

Ya estás donde quieres llegar

Hasta donde quieres llegar

Es una buena idea practicar uno de estos consejos a la vez hasta que los hayas incorporado por completo a tu vida. Tal vez puedas pasar una semana perfeccionando una estrategia y, a continuación, la semana siguiente, añadir otro a tu repertorio mientras continúas practicando el primero. Pronto los harás todos de manera natural.

Una vez que elijas , que tomes la decisión, de vivir una mentalidad poderosa y positiva, descubrirás que ya has logrado mucho de lo que quieres. Sólo recuerda: Ya tienes los rasgos, las características, la mentalidad y el estilo de vida que deseas, y sabes que el éxito es inevitable, ¡pero solo cuando tienes la voluntad de romper los obstáculos en tu mente! A fin de cuentas, lo único que se interpone entre ti y la realización de tus sueños eres tu mi querido amigo, mi querida amiga que tienes la deferencia de leerme hasta aquí.

Para finalizar, me gustaría saber tu opinión acerca de este tema Por favor dejar un comentario debajo, cuéntanos que resonó contigo. Te responderé antes de nuestra próxima charla en el balcón. Me aseguraré que el café este caliente y el vino fresco. Disfruta la vida!

Este sitio es libre de publicidad. Se sostiene gracias al apoyo de sus lectores. Tu también puedes apoyarme y así poder producir mas contenido de calidad. Es fácil, solo «comprame un cappuccino» pulsando el botón naranja: 

  ¡GRACIAS POR TU APOYO!

Tengo un regalo para ti. Puedes descargar totalmente gratis mi ebook Resiliencia, haciendo click aquí. También puedes adquirir mi libro Olores de la Memoria, Voces del Alma directamente desde aquí.

Si como a mi te gusta leer entonces te comparto esta lista de 20 libros altamente recomendados. Espero te sea útil y la disfrutes.

En mi canal de youtube encuentres mas material como este. ¡Visítanos!

(Visited 104 times, 1 visits today)

2 comentarios

  1. Roberto Franco

    Excelente Jaime.
    Disfrutar el momento, sin dejar de tener tus metas claras (y escritas). Poco a poco se llega y a quien lea mi respuesta a Jaime, se lo confirmo.
    En estos momentos de mi vida, me doy cuenta que todo lo que hice antes, era parte del crecimiento que estaba teniendo para estar ahora donde estoy: Tranquilo , y trabajando en mi nuevo proyecto.
    No sabia la historia de Ghandi.

    • Así es, Roberto. Las experiencias nos van moldeando. Cada cosa, cada situación vivida estaba contribuyendo, como ladrillos en una construcción a darle forma a la vida que hoy tenemos. Nuestras decisiones tanto buenas o malas (o la falta de ellas también) son las que nos han traído hasta aquí. A la vida que llevamos hoy. La vida se teje, puntada a puntada, Este tema amerita un chat, ¿ cierto?
      Hombre, lo de Gandhi me «timbró» tanto. Me sacudió. Lo escuché de Bob Proctor en una de sus conferencias hará unos cinco o seis años. Coherencia. Integridad, Poder hablar sin temores, sin dudas, con el total convencimiento que tu peor fiscal, y tu peor juez, tú mismo, no te puede acusar ni sentenciar. Tremendo.
      Un abrazo.

Los comentarios están cerrados